X

¿Tienes alguna duda o quieres que te informemos?

Nombre

Correo electrónico

Teléfono

En qué horario prefieres que te llamemos

Llamada gratuita:    900 92 1000
Facebook CE ConsultingTwitter CE ConsultingCanal de Youtube CE ConsultingPerfil de Google plus CE ConsultingLinkedIn CE Consulting

Hacienda exime del peaje la repatriación de fondos aflorados en la amnistía.

25/12/2014

Hacienda exime del peaje fiscal del 27% ya que la mayoría de los contribuyentes que han regularizado fondos en la amnistía fiscal y en la declaración de bienes en el extranjero no han repatriado el dinero.

Hacienda intenta atraer capitales a España, sobre todo, a aquéllos que se han acogido a la amnistía fiscal y a la nueva obligación de informar de sus bienes, cuentas e inmuebles en el extranjero, ya que la mayoría ha regularizado su situación con el Fisco español pero no se ha traído el dinero. La razón por la que estos ciudadanos no repatriaban sus capitales no ha sido sólo el riesgo del país o la desconfianza hacia España en los últimos tiempos, sino también la elevada fiscalidad de la vuelta. Para enmendar esta traba, la Dirección General de Tributos (DGT) ha emitido una consulta vinculante, que suaviza el peaje fiscal para que los contribuyentes con bienes fuera se animen a repatriar sus fondos a España, tanto a traspasarlos de un fondo a otro como a ingresarlos en un fondo o sicav que esté gestionado por una comercializadora española.

Hasta ahora, si decidían venir a España tenían que pagar un peaje fiscal a Hacienda del 27% del beneficio, ya que la norma establecía que al vender y traspasar estas cantidades se tributa. Con la consulta, se equiparan a los fondos homologados por la CNMV o gestionados por entidades españolas que sólo tributan cuando se rescata el dinero, el modus operandi del sistema fiscal español con fondos y sicavs. La repatriación debe seguir ciertas condiciones, sobre todo que el fondo que se repatríe no esté comercializado en España. Hacienda no gana tributación inmediata pero sí consigue más control sobre estos capitales. Por ejemplo, a la hora de realizar embargos, que se harán en una entidad española y no en el extranjero, con las dificultades que supone, máxime si hablamos de entidades residentes en Estados fuera de la UE. Además, esta medida beneficia a los bancos y comercializadores españoles, que amplían el volumen de fondos gestionados. De hecho, plantea la consulta a la DGT la Asociación Española de Banca (AEB).

Fuente: Expansión 17/9/13

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *